Carta del Director 66

Revista N° 66 - 2017

Anibal Jozami


El sistema democrático que conocemos y defendemos se basa en principios éticos, en pluralidad de voces y en consultas electorales periódicas que crean mayorías que ejercen el gobierno y minorías que deben ayudar y controlar. La consolidación del sistema democrático, después de la Segunda Guerra Mundial, se dio de manera acompasada con la extensión del sistema capitalista. Ambos elementos conformaban una dupla ineludible ya que el sistema económico daría las bases necesarias para la consolidación política del orden pluralista y democrático.

Pero hay elementos que no se dieron de la manera deseada: el capitalismo no pudo evitar la creación de grandes bolsones de pobreza y marginación. El desinterés en la política no acerca soluciones reales para esas comunidades y la persistencia de la necesidad de la asistencia social hace que la independencia política de quienes integran esos sectores quede alienada.

En forma paralela a todo esto se fueron creando súperpoderes económicos que escapan a las reglas del juego democrático, ya que cuentan con resortes de poder que suelen superar a los provenientes del juego de la democracia. A lo que debemos sumar el crecimiento de los sectores de la economía informal que, lógicamente, quedan fuera del juego de las instituciones.

En varios artículos de esta edición se hace referencia a distintos aspectos de la problemática de la democracia y a la necesidad de volver a discutir muchos de sus elementos constitutivos en relación a la realidad actual. La situación imperante en Venezuela y la imposibilidad de superación de la misma ejemplifican lo que aquí se plantea -amén de ser una nueva demostración de la inoperancia de los organismos internacionales, tanto regionales como mundiales, para encontrar formas no intervencionistas pero con la influencia necesaria para encausar los acontecimientos.

Entre los artículos de esta edición figura una aproximación de Diana Wechsler al significado de Bienalsur, -Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de América del Sur. La Bienalsur no sólo traspasa las fronteras del arte y las nacionales al hacerse simultáneamente en treinta y seis ciudades de dieciséis países, sino que es un intento de crear articulaciones culturales que contribuyan a la integración regional. Estoy aterrizando en San Pablo y parece increíble pensar que esta vez no llamaré a Marco Aurélio Garcia para ver si está en la ciudad y poder charlar con él de manera profunda, pero con la amenidad que él sabía darle a todos los temas, sobre todo a los de la realidad de nuestra región. El consejo editorial de esta publicación estuvo siempre integrado por personalidades que aunaban a su perfil académico el compromiso con sus países, ejercido limpiamente desde altos niveles de responsabilidad. El profesor Marco Aurélio Garcia era un claro exponente de ello. Supo ser uno de los artífices de la relación argentino-brasileña de manera totalmente independiente de las ideologías y de los gobiernos de cada país. Protagonista imprescindible cuando en todo el ámbito internacional se necesitaba conciliar posiciones. Archivos del Presente se enaltece por haberlo contado como uno de sus integrantes y promotores. Y quien esto escribe siempre lo recordará con el cariño y la emoción que merece un grande de la América del Sur que lo honró con su amistad.

 

Suscribite al Plan Premium

Incluye:

Último número de la revista en PDF

Acceso a la colección de revistas digitales

suscribite